Zumo de remolacha y apio

¡Hola rabanitos y rabanitas! Por si acaso alguno sale de chufla el sábado y se bebe alguna copita de más, os pasamos una receta sanísima y deliciosa, que además  por lo visto viene de muerte para la resaca.

zumo remolacha

Este zumo tiene dos variantes: la dulce y la salada. Empezamos por la salada, ya que la dulce es una simple variante de la misma.

Ingredientes para un vaso de zumo:

Dos remolachas crudas.

Un tallo de apio.

Un chorrito de aceite de oliva.

Una pizquita de sal.

Agua.

Preparación:

Corta los tallos, pela y lava cuidadosamente la remolacha. Hazla trocitos pequeños y bátela añadiendo agua fría al gusto (dependiendo básicamente de la textura que cada uno quiera que tenga su zumo). Añade un chorrito pequeño de oliva y una pizca de sal, igualmente dependiendo de los gustos de cada uno. Bate de nuevo. Para el apio, hay dos versiones. En primer lugar hay que lavar bien el apio, retirándole las hojas (que podéis guardar para una riquísima sopa).  Hay quien lo prefiere batido junto a la remolacha, o quien lo va mojando en el zumo y dándole crujientes bocados. ¡En cualquiera de las dos modalidades está riquísimo!.

Versión dulce:

Esta versión se trata simplemente de cambiar el aceite y la sal por azúcar o miel  y el zumo de medio limón, eliminando el apio, que se puede sustituir por manzana, zanahoria… ¡es lo bueno de los zumos! ¡Que le puedes echar lo que te dé la gana!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s