¡Eres más tonto que una mata de habas!

Curiosa expresión popular, ¿verdad? ¿En base a qué tiene que ser más tonta (o más lista) una mata de habas que una de berenjenas, por ejemplo? Parece ser que el origen de esta expresión tendría nada menos que origen bíblico…

biblia

La expresión podría hacer referencia a una historia poco conocida del Antiguo Testamento, “Jesé y la mata de Habásh”. Por lo visto, el bueno de Jesé, que llevaba más de diez años casado con Betsabé sin lograr tener descendencia, se acercó a la mata de Habásh, a la que se le atribuían capacidades adivinatorias, a preguntarle a ver si iba a tener hijos o no. La mata le dijo que nones, que se olvidase de tener descendencia, pero a los nueve meses de la visita, la buena de Betsabé tuvo nada menos que quintillizos. Ante semejante metedura de pata, el Sanedrín decidió que el poder de la mata parlanchina se había agotado, la cortaron, la quemaron, y quedó el dicho para la posteridad de ser más tonto que la mata de Habásh, que en castellano se acabó adaptando para decir que eres más tonto (o tonta) que una mata de habas. Pobres habas. Con lo ricas que están.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s